Si no restauramos la democracia en Europa, las consecuencias serán nefastas

DiEM25 Team
Sab 02, 2016, Artículos
Spread the word

Justo antes de que la pesadilla de la segunda guerra mundial empezara a explotar, el político y filósofo italiano Antonio Gramsci escribió en uno de sus muchos cuadernos de la cárcel: “la crisis consiste precisamente en el hecho de que lo viejo está muriendo y lo nuevo no puede nacer; en este interregno surge toda una variedad de síntomas mórbidos”.

Hoy, verdaderamente vivimos en un periodo de síntomas mórbidos. El sueño ingenuo de un matrimonio entre “capitalismo y democracia” ha muerto. Vimos en el referéndum griego del pasado verano que votar puede servir como un simple adorno, y que los intereses financieros (desde las instituciones monetarias internacionales hasta los bancos privados) se salen con la suya. En vez de eso, necesitamos un sistema en que la democracia realmente implique la toma de decisiones por la gente, desde la organización de comunidades hasta las asambleas generales, desde los presupuestos participativos hasta la autogestión.

Los peligros de no hacer nada son reales: hay ecos incómodos, entre esos síntomas mórbidos, de la historia del fascismo en Europa.

Tan solo fijaos en los últimos meses en Europa: marchas neonazis en los centros de nuestras capitales y con ataques a refugiados y transeúntes con aspecto extranjero; gobiernos de extrema derecha desde Polonia hasta Croacia; los países más ricos de Europa (como Suiza y Dinamarca) incautan las propiedades de los refugiados; cada vez más países (incluyendo Hungría, Eslovenia, Macedonia, Bulgaria, Grecia) construyen vallas fronterizas; las suspensiones temporales de Schengen en países como Alemania, Francia y Austria; la “externalización” de refugiados a Turquía al invertir 3 mil millones de euros en una instalación para refugiados.

Al final, cuando el bumerán de nuestra guerra en Siria volvió al mismo corazón de Europa, en forma de terrorismo en París o Bruselas, la única respuesta de los líderes de la UE fue enviar nuevas tropas a Siria y reforzar la seguridad, la policía y la vigilancia. Tras el 11S y las llamadas intervenciones humanitarias en Irak y Afganistán, deberíamos haber aprendido que el terrorismo no puede ser derrotado lanzando nuevas bombas.

Asimismo, la crisis de refugiados (en la que un millón de personas más viajarán a Europa durante 2016) no se puede resolver si no se resuelve la crisis siria. Y esta no puede resolverse a menos que más de veinte jugadores distintos (desde Estados Unidos a Rusia, de Israel a Arabia Saudí, de Turquía a Catar, etc.) incluyendo a estados miembros de la Unión Europea, encuentren un lenguaje común. Si no hay una solución común, la única cosa común que podemos esperar es la guerra.

Por esta razón, entre otras, necesitamos un movimiento paneuropeo por la democracia. Para plantear la pregunta de si queremos guerra o no.

¿Por qué “democracia”? ¿Qué significa, después de todo, “democracia”? ¿No es uno de esos significantes vacíos que representa todo y nada a la vez?

Es precisamente porque la UE hizo todo lo posible para estrangular la democracia que se ha convertido en algo digno por lo que luchar de nuevo.

Pero no debe confundirse con la democracia liberal de los “felices 1990s”, cuando el “fin de la historia” todavía ocultaba la explosiva discrepancia entre capitalismo y democracia.

Se acerca a lo que Jacques Derrida, en una de sus últimas publicaciones, llamó “la démocratie à venir”, una “democracia que está por llegar”: una democracia que, al mismo tiempo, viene del futuro y sucede o debería suceder en este mismo momento.

¿Pero por qué un movimiento paneuropeo por la democracia?

Precisamente porque la experiencia de Grecia nos ha enseñado, una vez más, que no es suficiente con que la democracia se afirme a sí misma en un solo país. Pese a que la gente de Grecia decidió democráticamente votar “no” (el 62%) al aumento de las medidas de austeridad, enseguida se transformó, bajo la presión del Eurogrupo, en un “sí”, y llevó rápidamente a un Tercer Memorándum, y a más privatizaciones y desregulación que vemos hoy.

Claramente, para que la democracia tengo éxito en cualquier lugar debe prevalecer en un nivel europeo (o global).

Sin un movimiento paneuropeo (que no solo incluiría nuevos partidos políticos sino también movimientos existentes como los Indignados y Blockupy) la democracia no tiene ninguna oportunidad. Europa no tiene ninguna oportunidad.

Si los “síntomas mórbidos” que ocurren a diario en todos los rincones de Europa no se limitan a ningún estado nacional sino que son el resultado de un mayor problema originado en la propia UE, entonces la solución debe ser también europea. Si la crisis de refugiados tiene sus orígenes en nuestra política exterior (o en la falta de una política exterior europea) entonces no puede resolverse construyendo nuevos muros o suspendiendo Schengen. Tiene que resolverse a nivel europeo.

Si no somos capaces de restaurar y reinventar la democracia en Europa, no solo estaríamos caminando sonámbulos sino corriendo de lleno hacia la catástrofe. Y en nombre de esta catástrofe, cuando haya terminado el periodo de interregno, vendrá la guerra.

Algunos podrían preguntar, ¿no es un movimiento paneuropeo algo que se ha intentado ya? Sí, por supuesto. Durante la última década muchos de nosotros hemos participado en intentos similares, desde el Foro Social Mundial al Altersummit, desde las ocupaciones de plazas a asambleas generales, desde protestas a huelgas.

¿Por qué debemos volver a intentarlo? La respuesta es sencilla: si no lo volvemos a intentar, no podremos fracasar: ya habremos perdido.

¿Quieres mantenerte informado/a sobre las actividades de DiEM25? ¡Suscríbete aquí!

DiEM25 Newsletter

Upcoming Events

May
24
Jue
2018
18:30 Des villes rebelles: pour la déf... @ La Mairie du 1er arrondissement
Des villes rebelles: pour la déf... @ La Mairie du 1er arrondissement
May 24 a las 18:30 – 21:30
Des villes rebelles Pour la défense des biens communs et la promotion de l’écologie sociale ? Rencontre organisée par : DiEM25 Lyon1DSC et VILLE DE LYON 1RE Des villes “rebelles”, comme Barcelone, “la ville en 

Read more
May
31
Jue
2018
17:00 Official Opening – ‘Act for Demo... @ Stadsschouwburg - Rabozaal
Official Opening – ‘Act for Demo... @ Stadsschouwburg - Rabozaal
May 31 a las 17:00
Official Opening – ‘Act for Democracy!’ Thursday 31 May Stadsschouwburg – Rabozaal Dear guest, We warmly invite you to join us for the official opening of the second edition of the Forum on European Culture: 

Read more
Jun
2
Sab
2018
todo el día Gründungsversammlung – DiEM25 Wa...
Gründungsversammlung – DiEM25 Wa...
Jun 2 todo el día
Am 02.06.2018 findet in Frankfurt am Main did Gründungsversammlung unseres deutschen Wahlflügels in Frankfurt am Main statt.