¿Cómo podemos unirnos a la lucha contra la gentrificación?

El proyecto más reciente y exitoso en Praga comenzó en una antigua clínica pulmonar cerca del centro de la ciudad.
El edificio estaba desolado: lleno de basura y jeringas usadas, lo que representaba un claro peligro para la comunidad local. Los activistas limpiaron el lugar y comenzaron a dirigir un centro cultural, incluyendo un café, organizando cursos educativos, conferencias, talleres, biblioteca y otras actividades allí.
¿Cómo respondió el Estado? Llamaron a la policía para que rompiera cráneos – literalmente – y desalojara la antigua clínica pulmonar que acababa de empezar a respirar de nuevo.
Las feroces manifestaciones y negociaciones empujaron a las autoridades estatales a permitir que los activistas reabrieran su centro social autónomo “Klinika”. Y desde entonces ha florecido, organizando un rico programa de eventos.
Pero ahora, una vez más, los funcionarios estatales han decidido luchar contra ellos. No están invirtiendo millones en la reconstrucción del edificio. Entonces, se convertirá en oficinas para sus burócratas. Los días están contados para Klinika.
Hay, por supuesto, muchos más edificios vacíos y en decadencia en Praga, como Šatovka, situado en un hermoso valle rocoso en la periferia de la ciudad. Los ocupantes ilegales abandonaron el lugar hace dos años después de negociaciones con el municipio, que había prometido hacer un buen uso del edificio. Sin embargo, Šatovka siguió deteriorándose durante dos años más, sin ningún tipo de apoyo para limpiarlo o calentarlo. Las conversaciones con los activistas fracasaron.
Una solución obvia sería permitir que los activistas dirigieran otro centro autónomo, al menos hasta que el ayuntamiento pueda organizarse. Pero las autoridades prefieren llamar a la policía para desalojarlos. No lo pudieron conseguir que los que estaban en el tejado, que permanecieron allí en protesta durante casi una semana en medio de la helada de febrero. Por su tenacidad, ahora se enfrentan a años de prisión por haber quebrantado una ley llamada el derecho a la casa.
Esta no es una situación única en Europa. Y en DiEM25, debemos comprometernos con el reto de la gentrificación y el uso del espacio urbano. ¿Cuál es tu experiencia? ¿Podemos realmente unirnos a las luchas con activistas locales para hacer retroceder la gentrificación? Si desarrollamos buenas respuestas a estas preguntas, DiEM25 podría encontrar muchos aliados valiosos a nivel de base.
Lukas es miembro de DiEM25 con sede en la República Checa. Si deseas ayudar a establecer un DSC temático sobre el tema de la Gentrificación, por favor ponte en contacto con Lukas.
Fotografía: Pepik Hipik

¿Quieres mantenerte informado/a sobre las actividades de DiEM25? ¡Suscríbete aquí!