Día de la Unidad Alemana: Desgraciadamente, sólo para unos pocos

Se supone que el Día de la Unidad Alemana conmemora la reunificación alemana, “completada” cuando la República Democrática Alemana se unió a la República Federal de Alemania el 3 de Octubre de 1990. Durante la medianoche del 2 de Octubre de 1990, los recién creados estados de Alemania del Este, Brandenburg, Mecklemburgo-Pomerania Occidental, Sajonia, Sajonia-Anhalt, Turingia y Berlín, pasaron a formar  parte del ámbito de la ley fundamental.

Pero, ¿fue este un día de unidad para todos los ciudadanos de ambas  partes de Alemania? Pues no, como mínimo no fue un día en el que todos los residentes se involucraran en decidir qué tipo de constitución les gustaría tener. La integración de los recién creados estados de Alemania del Este no se tradujo en el aprovechamiento de una gran oportunidad que tuvieron los alemanes del Oeste y del Este: la redacción de una constitución compartida que estaba prevista ,y de hecho sigue estándolo, en la Ley Fundamental de Alemania Occidental  en caso de reunificación.

Como resultado,el neoliberalismo emprendió su marcha  triunfante  sin apenas encontrar  resistencia a falta de competencia sistémica. Las empresas estatales de Alemania Oriental fueron privatizadas a precio de saldo al capital de Alemania Occidental, y muchas de ellas sencillamente se cerraron. Esto tuvo como consecuencia el empeoramiento de las condiciones económicas y sociales de cientos de miles de personas, el desempleo masivo, la desesperación y amplios movimientos migratorios desde el Este hacia el Oeste.

Por ello, el Día de la Unidad Alemana es desgraciadamente el de una minoría, es decir que pertenece a los que poseían y poseen este capital. Todo esto podría haber sido evitado redactando conjuntamente una constitución. Si la gente de ambas partes de Alemania hubiera sido consultada, el problema de la propiedad se habría planteado, en particular en el caso de las grandes empresas industriales. Porque a lo largo de las décadas anteriores también existieron movimientos de protesta a gran escala en Alemania del Oeste contra las políticas vigentes.

Tras el fin de la Segunda Guerra Mundial, en Alemania del Oeste, por ejemplo, la gente deseaba fervientemente la expropiación de los bienes de los criminales de guerra y la distribución equitativa de la propiedad en general. “El 1 de Diciembre de 1946, el 72 por ciento de la ciudadanía de Hesse votó a favor de la expropiación de las grandes empresas industriales. Deseaban una constitución verdaderamente popular, expresando de esta manera la voluntad de una mayoría abrumadora de alemanes. En todos los referéndums que fueron convocados con la misma pregunta el mismo año, en Berlín, Renania del Norte-Westfalia o Sajonia, entre el 70 y casi el 80% de los votantes apoyaron la propiedad colectiva de las grandes empresas industriales”. (Politikum, 17 de Junio, por Daniela Dahn)

Así que, aprovechemos el Día de la Unidad Alemana para recordar a todos los que se quedaron por el camino antes y después de la integración de los estados de Alemania del Este, y sigamos luchando por una revolución democrática. Mediante una nueva constitución, esta vez a nivel europeo , el Día de la Unidad Europea puede sustituir al Día de la Unidad Alemana y así convertirse en un día de unidad para la mayoría.

Como se puede leer en el manifiesto de MERA25 Alemania: “Hacia una República Europea: Europa tiene que ser democratizada o será desintegrada. Por lo tanto defendemos seguir desarrollando la Unión Europea para convertirla en una República Federal Europea, que tenga como fundamentos la libertad entendida como no dominación, la igualdad ante la ley, la separación de los poderes y la participación de la sociedad civil. Los ciudadanos de Europa deberían poder elegir tanto un parlamento común como otros órganos legislativos. Los estados naciones deberían dejar de constituir el marco regulador, sustituidos por las regiones y ciudades. Un nuevo contrato social debería ser redactado y aprobado por una asamblea constituyente para crear la República Europea”.

¿Quieres mantenerte informado/a sobre las actividades de DiEM25? Suscríbete aquí

MeRA25: Kaja Kallas es un peligro para Europa

MeRA25 en Grecia condena Kaja Kallas y expresa nuestra indignación ante la perspectiva de un segundo mandato para Von der Leyen

Leer más

Elecciones en Francia: La amenaza de la extrema derecha ha sido truncada en la segunda vuelta

Francia puede dejar escapar un suspiro de alivio: en la segunda vuelta de las elecciones parlamentarias, los ultraderechistas Agrupación ...

Leer más

Seguimos luchando: MERA25 se hará oír en la calle, aunque no tengamos escaños en el Parlamento Europeo

Hemos conseguido convencer a 118.000 ciudadanos para que voten por nosotros en las elecciones europeas. Hemos alzado la voz por la paz, la ...

Leer más

Varoufakis: Seguimos adelante con el objetivo de conseguir la unión de la izquierda radical

Yanis Varoufakis habló de la campaña de MERA25 y de los planes del partido después de la publicación de los resultados de las elecciones ...

Leer más