The Armenian Revolution succeeds!

¡Éxito de la revolución armenia!

Tras diez días de protestas pacíficas, manifestaciones masivas y actos de desobediencia civil, la gente de Armenia ha liberado a su país del puño de la tiranía.
La campaña comenzó cuando el presidente saliente Serj Sargsyan anunció su intención de ser nombrado primer ministro, con poderes casi ilimitados y un cargo de duración indefinida. Muchos diputados de la oposición, que habían pasado tiempo en la cárcel como prisioneros políticos, lograron un aumento del apoyo por todo el país a medida que se acercaba el día del nombramiento. Pese a la brutalidad policial, arrestos de protestantes en masa y amenazas periódicas del régimen, la ola de protestas fue creciendo después de que prosperara el nombramiento de Sargsyan, y los manifestantes pronto se vieron acompañados de miles de trabajadores en huelga y estudiantes que abandonaron sus universidades y escuelas para unirse al movimiento de la oposición. El clímax llegó el domingo, cuando Sargsyan se reunió con el líder de la oposición Nikol Pashinyan y rechazó la exigencia de dimitir sin más retraso. La reunió apenas duró unos pocos minutos, e inmediatamente después, tuvo lugar una nueva ola de arrestos, incluyendo al propio Pashinyan. Sin embargo, la manifestación que tuvo lugar el domingo 22 de abril por la noche en la plaza central de Yerevan fue la mayor hasta el momento, con estimaciones conservadores que apuntaban a un número de participantes por encima de los 150.000.
La mañana del 23 de abril empezó con soldados que abandonaron sus barracones para unrise a las protestas en las calles, y fue el momento en que Sargsyan entendió que el juego se había acabado y dimitió.
La Revolución Armenia no solo ha consistido en prevenir que un tirano permaneciera en el poder indefinidamente. También ha consistido en cambiar el modelo político y económico que suprimió la libertad económica, permitió que florecieron los monopolios, socavó la imparcialidad judicial, corrompió a funcionarios estatales e impuso una austeridad severa sobre los miembros más pobres de la sociedad. DiEM25 estuvo entre los primeros movimientos que dieron cobertura a las protestas que se desarrollaban en Armenia, y su solidaridad con los ciudadanos del país fue inestimable.
Esta lucha exitosa demuestra de nuevo que frente al poder arrollador no hay alternativa a la democracia auténtica, la justicia social y la justicia económica, y que las élites reaccionarias deben ceder tarde o temprano a las fuerzas progresistas de base que luchan por la justicia.
 
Tigran es un miembro de DiEM25 que vive en Chipre
 
Foto: (Gleb Garanich / Reuters)
 

¿Quieres mantenerte informado/a sobre las actividades de DiEM25? Suscríbete aquí

¿Qué es lo que quiere la ciudadanía europea? Derechos y democracia en tiempos turbulentos

La represión en Alemania de cualquier movimiento que critique a Israel y su actuación en Palestina ha cobrado tintes alarmantes

Leer más

El declive democrático de Europa

En defensa de los derechos fundamentales y las libertades públicas en Europa: Un alegato radicalmente democrático

Leer más

MERA25 condena el giro autoritario de Alemania: el gobierno alemán es sorprendido mintiendo sobre la prohibición de Yanis Varoufakis

El Ministerio del Interior alemán excedió sus atribuciones al imponer una prohibición antidemocrática al Yanis Varoufakis

Leer más

El discurso de Yanis Varoufakis al Congreso Palestino que fue prohibido por la policía alemana

Yanis tenía previsto dar un discurso al Congreso Palestino de Berlín el viernes, cuando la policía alemana entró por la fuerza y disolvió el acto

Leer más