Glyphosate: Democracy 0 - Lobbyists 1

Glifosato: Democracia 0 – Lobistas 1

Como predijimos justo después de que el Parlamento Europeo votara por no renovar la licencia del glifosato en Europa, los Estados Miembros de la Unión han ignorado todas las voces democráticas y han decidido renovar la licencia del herbicida potencialmente cancerígeno.
Esta decisión no solo ignora el principio de precaución y los montones de estudios científicos que indican que el glifosato es probablemente cancerígeno; es una muestra directa de desdén hacia la ciudadanía y a sus tristemente defectuosas herramientas democráticas europeas. La Iniciativa Ciudadana Europea (ECI) que, en el caso de que se reúnan un millón de firmas, permite a los europeos determinar que la Comisión Europea inicie un debate sobre un tema, es un formato infamemente inservible, con la vasta mayoría de dichas iniciativas siendo descartadas. Sin embargo, en este caso, se recogieron más de 1,3 millones de firmas por la ECIStop Glyphosate“; una victoria histórica para la sociedad civil y el activismo ciudadano, que de todas maneras fue ignorada bruscamente por los gobernantes europeos. Por supuesto, esta decisión también expone al Parlamento Europeo, una institución llena de muchos individuos apasionados y con principios, como lo que realmente es: una artimaña de relaciones públicas astronómicamente cara de la Unión Europea. El poder, como los Estados miembros nos han recordado, reside en nuestros gobiernos peleones y faltos de perspectiva, y a los poderosos lobistas que les tienen a su disposición.
Pero este triste fracaso para la democracia es también un oportuno recordatorio del camino a las elecciones europeas de 2019: nuestras estructuras democráticas son desgraciadamente inadecuadas para representar a la ciudadanía europea. Su diseño nunca se planteó con ese cometido. Así que, en vez de ser apaciguados con migajas que solo mejoran estéticamente la forma establecida de hacer política, mientras se asegura el mínimo de disrupción a aquellos en el poder, es hora de exigir que estas instituciones europeas realmente respondan a nosotros. Cuando llegue 2019, esto es lo que DiEM25 exigirá, alto y claro, por todo el continente.
 
Erik es Coordinador de Comunicación Interna de DiEM25.
 

¿Quieres mantenerte informado/a sobre las actividades de DiEM25? ¡Suscríbete aquí!