Yanis Varoufakis gives Kingston University's 6th annual Shakespeare lecture at the Rose Theatre

La locura y el conflicto de los personajes de Shakespeare pueden humanizar la economía

Este mes de marzo, un comprometido europeísta pero franco crítico de la Unión Europea, Varoufakis se levantó para explorar cómo las complejidades y contradicciones de los personajes del Bardo han dado forma a su propia visión de la economía, cuando pronunció la sexta conferencia anual del Seminario Shakespeare de Kingston, una asociación entre la universidad y el Rose Theatre.
Derivando conceptos clave de la “praxis” a la “indeterminación” de los personajes y argumentos del Bardo, “En gran medida, mi propia comprensión de la economía ha sido influenciada por la incapacidad de los economistas para captar lo que importa en la naturaleza humana”, dijo Varoufakis.
“El lenguaje y la mentalidad de los economistas es tan árida. Cada individuo es representado como un autómata, como un robot y carente de emoción. Y luego te vuelves hacia Shakespeare – y cada personaje es como una república de locura y conflicto”.
Varoufakis fue ministro de Finanzas del gobierno griego de enero a julio de 2015, en pleno apogeo de la crisis económica del país. Famoso por sus negociaciones con la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional durante las conversaciones de rescate, describió lo que ocurrió en Grecia como una tragedia shakespeariana. Al no haber conseguido lo que consideraba un trato justo para su país, cayó sobre su espada, dimitiendo del gobierno la mañana siguiente a un referéndum estatal que apoyó su posición, pero que finalmente fue ignorado cuando el gobierno griego aceptó el rescate.
Varoufakis, que habló ante un público abarrotado en el Rose Theatre, explicó cómo el trabajo del Bardo tenía mucho que enseñarnos sobre política en el escenario internacional.
“Las obras de Shakespeare arrojan una luz brillante sobre los intentos desesperados de las potencias establecidas de evitar la responsabilidad ética. Insisten en que la ética es para los débiles: los fuertes hacen lo que quieren y los débiles sufren lo que deben”.
Economista y pensador con una formación matemática y un profundo aprecio por las artes y la cultura, Varoufakis hace referencia a las obras de Shakespeare a lo largo de sus escritos y discursos. Informó que observar a la Unión Europea era como ver Otelo, comparó a la canciller alemana Angela Merkel con Macbeth y anima su escritura con citas shakesperianas como el grito del rey Lear de “sacudir el superflujo” de riqueza – el título de su conferencia en el Rose Thatre. Hablando antes del evento, insinuó la fuerte influencia que el mundo artístico ha tenido en él a lo largo de su vida.
“Crecí en un país que tiene su propia tradición dramática – la antigua tradición griega – pero donde Shakespeare siempre fue apreciado como una extensión de esta tradición. La primera vez que leí a Shakespeare fue en griego, la primera vez que vi sus obras fue en Grecia cuando era un adolescente”, dijo Varoufakis.
“Sin embargo, al capacitarme como economista, sentí que estaba a caballo entre dos mundos: mi carrera era en economía, pero mi corazón estaba con la representación shakesperiana de la humanidad. Me fascinó esta yuxtaposición: por un lado, los simplones que habitan las obras de pensadores económicos formativos como Adam Smith y, por otro, el modelo extremadamente complejo de hombres y mujeres de Shakespeare”.
Nacido en Atenas en 1961, Varoufakis se trasladó a Inglaterra a los 17 años para estudiar economía. Después de llegar al país se compró una copia de las obras completas de William Shakespeare para mejorar su inglés y comenzó a disfrutar de los viajes para ver la Royal Shakepeare Company. Durante este tiempo se convirtió en un fanático del trabajo de Sir Peter Hall – exdirector del RSC y director fundador del Rose Theatre de Kingston.
Richard Wilson, profesor de Estudios Shakespeareanos de la Universidad de Kingston, dijo que fue esta conexión la que persuadió a Varoufakis a dar la conferencia anual de Shakespeare de la institución en el Rose.
“Peter Hall fue uno de los mejores directores del mundo. Creía en el concepto de llevar las artes a la gente, algo que concuerda con la forma en que Yanis trabaja”, dijo el profesor Wilson. “Yanis tiene un seguimiento pop y es muy carismático: lleva la economía y la política a nuevos públicos. También es un ejemplo para los jóvenes de cómo las ideas pueden moldear el mundo, un verdadero modelo de lo que debe ser un intelectual público”.
Con una nota de autodesprecio, Varoufakis dijo que advirtió al profesor Wilson que quizás no era la persona más cualificada para dar una conferencia sobre Shakespeare.
“Richard me aseguró que eso era lo que él quería: que alguien que no fuera un erudito de Shakespeare viniera a explicar cómo el trabajo del Bardo ha afectado su pensamiento. Richard tiene la culpa del resultado, pero es una invitación tan espléndida que no podría negarme”.

Artículo publicado originalmente por openDemocracy (en inglés).

 

¿Quieres mantenerte informado/a sobre las actividades de DiEM25? ¡Suscríbete aquí!