Por qué MeRA25 es la única esperanza para Grecia ahora – y por qué estaré allí para ayudar a que esto suceda

Davide Castro
dom 04, 2019, Artículos
Spread the word

Queridos amigos y amigas,

El 28 de abril, me mudaré temporalmente a Atenas. Estaré allí para apoyar a MeRA25 [el partido político griego de DiEM25] en nuestra batalla electoral europea. Ahora, se preguntarán, ¿por qué un ciudadano portugués se mudaría a Grecia para hacer algo así? Bueno, porque este es un asunto muy cercano a mi corazón, y también debería serlo al tuyo. Déjame decirte por qué.

En 2015, cuando Syriza ganó el “poder”, surgió un sentimiento de esperanza en todo el país. Una sensación tan fuerte que también era palpable en todo el continente. Todo el mundo estaba observando con inmenso interés los acontecimientos políticos que se estaban produciendo allí. Para muchos, ver al gobierno de un país pequeño desafiar los dictados de los poderosos era como presenciar una revolución política por otros medios. Un David contra Goliat moderno de importancia histórica. El cambio estaba ocurriendo y todos éramos testigos vivos de ello.

Aquí había un gobierno dispuesto a resistir las desastrosas políticas de austeridad que habían convertido a Grecia en una colonia de deuda. En un momento en que los gobiernos de centro-derecha portugués y español hacían exactamente lo contrario, felizmente siguiendo los dictados de la Troika, me sentía más griego que portugués. Al final, este pequeño acto de resistencia no fue suficiente. En lugar de continuar la lucha por la justicia, el gobierno dejó de intentarlo y optó por la capitulación. Al hacerlo, destruyó las esperanzas de millones de griegos que habían depositado su confianza en ellos.

¿Has oído hablar del término “giro de 180 grados”? ¿Alguna vez te has preguntado por qué los ciudadanos de toda Europa son cada vez más escépticos respecto a los partidos políticos, los gobiernos y las instituciones? Porque en lugar de representarlos, estos partidos prometen cambiar sus vidas sólo para cumplir sus promesas el mismo día en que están en el poder. Pero no tiene que ser así.

La voluntad política es un instrumento poderoso. Elegir a personas que siempre lucharán por lo que es correcto y estarán en el lado correcto de la historia, independientemente de la presión que se ejerza sobre ellos, es precisamente lo que necesitamos, y a quién necesitamos en el cargo. Esto es lo que nuestro partido político griego, a cuya fundación tuve la suerte de asistir, ofrece hoy a los griegos. Gente que luchará por la verdad y la justicia sin importar el costo para ellos. Gente que no da giros de 180 grados para salvar sus carreras. Gente que apoyará a la gente en todas partes, desde las zonas urbanas hasta las rurales, porque todos queremos buenos empleos, una buena educación, una buena asistencia sanitaria, una vivienda digna y servicios públicos. Todos queremos esto.

En lugar de enfrentar a la gente entre sí, MeRA25 está enfrentando con razón al 99% [la mayoría de nosotros] contra el 1% [los oligarcas, los financieros, los burócratas no electos y los bancos]. Porque todos estamos siendo fastidiados por ellos, lo sintamos o no. Es abuso silencioso con sufrimiento silencioso. Personas que no pueden poner comida en la mesa. La salud mental está cayendo en picado. Cientos de miles de jóvenes griegos que abandonan su país en busca de un futuro mejor, y así sucesivamente.

La lección de nuestro tiempo es la siguiente: ningún país, aparte de las grandes economías, es capaz de desafiar el paradigma dominante. Para desafiarlo, necesitamos una movilización transnacional contra las mismas personas que libran la guerra de clases que se está perpetrando en nuestro nombre. Por eso me mudo temporalmente a Grecia. Porque tengo más en común con un griego de clase trabajadora que con un banquero portugués.

No podemos tomarnos en serio el cambio social a menos que admitamos que estamos todos juntos en esto. Algunos algo más ricos que otros, algunos negros, otros blancos, otros gays, otros transexuales, otros heterosexuales, otros portugueses, alemanes o croatas. Pero más allá de la supuesta diferencia hay un denominador común: el hecho de que todos estamos siendo abusados por un sistema corrupto que no representa nuestros intereses, o lo que es bueno para nuestras sociedades.

Ya no podemos vivir como sujetos individuales privados de poder. Al actuar de esta manera, ya estamos admitiendo la derrota antes de haber intentado siquiera luchar. Y podemos pretender ser felices, y podemos ignorar el sufrimiento del otro, atrapado en nuestras burbujas de existencia hedonista y placentera, hasta que un día vengan a por ti y te quedes preguntándote por qué no quedó nadie que te defendiera. Cuando parece que vivimos en sociedades que han perdido la esperanza a gran escala, nuestra tarea sólo puede consistir en recuperarla.

Davide Cesário Castro es el Coordinador de Redes Sociales de DiEM25, elegido miembro del Colectivo Nacional de Bélgica de DiEM25 y cofundador del Foro Mundial de Solidaridad.

Síguelo en Twitter @dcpcastro

¿Quieres mantenerte informado/a sobre las actividades de DiEM25? ¡Suscríbete aquí!