SUECIA: un buen contra ejemplo para las pensiones

DiEM25 France
domingo, enero 19, 2020, Artículos
Spread the word

La tasa general de redistribuciones de las riquezas en Suecia es relativamente elevada. No obstante, este país da razones para un verdadero rechazo sobre la cuestión de una reforma de las pensiones orientado por un sistema de puntos, como lo señala Henri Sterdyniak, del Observatorio francés de las coyunturas económicas (OFCE).

En efecto, después de algunos años de una reforma de este estilo, la situación es bastante catastrófica: los pensionistas ganan entre 15% y 20% menos que la media de quienes están aún en actividad, cuando en Francia los ingresos de ambos son praticamente iguales. Aun peor, la proporción de los pensionistas que viven por debajo del umbral de pobreza de ese país es de 16% contrariamente a un 8% en Francia. El temor de hecho de que un sistema de puntos pueda empobrecer a los pensionistas, parece bien fundado cuando examinamos los resultados en un pais más « rico » y con una mayor redistribución que en Francia.

14%: Una lógica mas de los « criterios »

Es evidente que el cómputo realizado por France- Info muestra que Delevoye aplica una lógica contable de bloqueo , a saber compresión de los gastos de las pensiones concerniente a las pensiones- afirmando que convendría limitarlas a 14% del PIB del país. Su argumento siendo que el PIB estaría en contante progresión, lo cual es claramente cuestionable y que, equivaldría además a calcular las pensiones a partir del crecimiento, -incluido de una manera negativa en caso de recesión!-.

La otra opción que calcula las pensiones sobre los salarios es a su vez bien poca tranquilizadora. En efecto, estos últimos veinte años los salarios han aumentado apenas poco mas que la inflación. Garantizar la misma evolución en el futuro no es sino una superstición, dada la posible crisis de la deuda -italiana por ejemplo-.

Este proyecto está de acuerdo con las recomendaciones de la Comisión Europea y del Consejo de la Union Europea que preconizan para Francia gastos de pensiones que « deberían representar 13,8% en 2022, antes de evolucionar hacia una variación entre 11,8% y 13,8 % en el horizonte de 2070, calculada a partir de la tasa de crecimiento retenida por la evolución temporal del PIB y del empleo ». Una vez más la voluntad de reducir el gasto público, para el caso al transferirlo hacia una capitalización individual – fuertemente no igualitaria forzosamente- pasando por los productos financieros que hacen ganar dinero a los bancos y a las compañías de seguros ocultos tras la faz visible de la Unión europea. Los banqueros y las compañías de seguros en Francia o europeos han obtenido de la UE que valide sus deseos de extracción de beneficios a su favor.

Europa no es la causa. La causa es el lugar político donde se decide la validez de las decisiones que nos conciernen. Por ello, es precisamente luchando juntos en este nivel, que los trabajadores y las poblaciones del continente pueden romper la lógica de la austeridad. La lucha al nivel nacional puede ser exitosa durante un tiempo, como lo ilustra la victoria provisoria de los trabajadores en Bélgica en 2018, que supo aprovechar el calendario electoral para presionar sobre los partidos del gobierno. Pero solo una lucha internacional puede cambiar con seguridad el curso de las cosas, modificando profundamente la impulsión de política y de presupuesto de la Unión Europea misma. La austeridad en lo que concierne a las pensiones, del mismo modo que en lo concerniente a la precariedad, la salud o las privaciones de los servicios públicos y las protecciones sociales, es un problema europeo an el sentido en que efectivamente es en Bruxelas que se anuda la alianza de los ricos y de sus Estados contra las poblaciones.

Germinal Pinalie (Colectivo nacional Diem25 Francia).
(Traducción del francés de RC)

¿Quieres mantenerte informado/a sobre las actividades de DiEM25? ¡Suscríbete aquí!