La razón radical para que el Reino Unido permanezca en la UE

Evento de DiEM25 en Londres, 28 de mayo de 2016
El 28 de mayo, un evento emblemático tuvo lugar en Londres, el mayor evento que ha presentado la razón radical y progresista para que Gran Bretaña permanezca en la UE. Entre los conferenciantes estuvieron Yanis Varoufakis, la diputada Caroline Lucas, John McDonnell (diputado y canciller en la sombra) y muchos otros. Al final del evento, todos los conferenciantes firmaron LA DECLARACIÓN DE LONDRES. Para todos los detalles del evento coorganizado por DiEM25, OpenDemocracy y Another Europe is Possible, clica aquí.

Transcripción del discurso de Varoufakis:
DISCURSO DE LONDRES 28 de mayo de 2016
Los referéndums provocan extraños compañeros de cama. Pero no hay nada extraño sobre nuestra compañía: aquellos de nosotros que nos unimos hoy para firmar La Declaración de Londres.
Nos sentimos impulsados a unir fuerzas por las dos campañas oficiales que infantilizaron a los votantes, poniéndose intencionalmente a la altura de un referéndum que fue convocado cínicamente para ajustar cuentas internas dentro del Partido Conservador. Nuestra campaña es diferente.
Nos basamos en la esperanza e invertimos en la unidad en vez de en el miedo y el odio.
A diferencia de las dos campañas oficiales, no nos basamos en estadísticas sospechosas. Como economista, os aseguro que las predicciones econométricas de ambos bandos sobre los efectos del brexit no valen el papel en que están impresas. Las advertencias de Cameron y Osborne sobre un colapso en rentas disponibles, la libra, los precios de los hogares, etc., son espurias igual que lo son las cifras optimistas de la campaña del Abandono. La economía es simplemente incapaz de producir predicciones decentes sobre todo esto. Aquellos que propagan estas cifras o son necios o están mintiendo.
A diferencia de las dos campañas oficiales, no estamos interesados en polarizar a los votantes.
Procedemos de diferentes trasfondos, partidos políticos e incluso naciones. Podemos albergar diferentes perspectivas sobre la UE. Pero, como afirma nuestra Declaración de Londres, resistimos unidos en nuestra convicción de que solo se puede conseguir una Gran Bretaña democrática y próspera en el contexto de una lucha paneuropea para democratizar la UE.
Sí, estamos aquí para presentar la razón radical para que Gran Bretaña PERMANEZCA en la UE. La razón internacionalista. La razón por la que rechazamos las políticas de empobrecer a tu vecino, la lógica de “divide y vencerás” que tanto el establishment como la burocracia de Bruselas respaldan, cada cual con su propia forma de cinismo.
Nuestra campaña se compromete honestamente con los puntos fuertes de ambas opciones. Las campañas oficiales de PERMANENCIA y ABANDONO no pueden permitirse tratar a los votantes como adultos. Y hay una razón para esto. Por un lado, la PERMANENCIA representa a aquellos que favorecen un statu quo que limita la democracia en toda Europa y sirve a intereses establecidos particulares. Por el otro, la campaña del ABANDONO representa a una oligarquía nacional tan entusiasta de liberarse de Bruselas como de gobernar a la gente de Gran Bretaña.
La campaña del Abandono se centra en dos cuestiones. Soberanía y Migración.
La soberanía es crucial. Boris Johnson tiene razón: no debemos tolerar la toma de decisiones libre de democracia en Bruselas. La gente de Gran Bretaña JAMÁS debe conformarse con una soberanía democrática reducida. Ya que no es un precio justo a pagar por la supuesta influencia global mediada por la UE en la era de la globalización.
Sin embargo, votar por el abandono de la UE solo beneficiará a una clase gobernante nacional que solo ama la democracia mientras el demos no esté en el poder.
Abandonar la UE no os librará del alcance normativo de la UE contra la cual la prensa tabloide arremete con tanto gusto. Estamos de acuerdo en que es importante mantener el control sobre los burócratas que se deleitan en el poder de sus cargos no electos. Pero abandonar la UE no cambiará nada. El establishment de Gran Bretaña nunca permitirá al diputado Boris Johnson abandonar el mercado único (incluso aunque los votantes abandonen la UE). Y por tanto no habrá escapatoria del marco regulatorio de la UE.
Sobre la migración, nos preocupa que sus beneficios netos indisputables están dispersos asimétricamente entre la sociedad. Los servicios públicos, en algunos lugares de Gran Bretaña, están fatigados, dejando a muchos con una sensación de estar marginados en su propio país. Sin embargo, esta sensación no está causada por la migración; simplemente está correlacionada. La razón de que los servicios públicos estén fracasando es la creciente austeridad que envuelve una guerra de clases despiadada contra los pobres de Gran Bretaña; una guerra que habría sucedido incluso aunque la frontera del Reino Unido estuviera sellada herméticamente. De hecho, sin el trabajo, las aptitudes y la dedicación de los migrantes que forman parte del personal, el Servicio Nacional de Salud y otros servicios habrían colapsado. Que no se nos olvide que poner a los nativos pobres en contra de los migrantes es una variante del antiguo truco de “divide y vencerás” que el establishment británico pulió hace eras para dominar el Imperio. Hoy es empleado para dominar a las “nativos” domésticos, para ocultar los efectos de la austeridad y desviar la ira hacia el “otro”, el extranjero, el migrante.
Amigos y oponentes señalan una paradoja aparente: el año pasado intenté, sin éxito, convencer a la UE de actuar con humanidad hacia mi sufrido país, Grecia. Y ahora estoy aquí delante vuestro haciendo campaña para que Gran Bretaña permanezca en esta misma UE; sí, la misma que aplastó nuestra Primavera de Atenas y que se ha comportado de forma abominable desde entonces.
¡Por qué no estoy de acuerdo con aquellos que argumentan que acelerar la fragmentación de la UE mediante el brexit no es tan mala idea? ¡Pensad de nuevo!, os digo. ¿La desintegración de la UE provocará que los demócratas progresistas se levanten por toda Europa, empoderen a sus parlamentos, guíen a las fuerzas de la luz y la oscuridad y promuevan la cooperación harmoniosa en el continente? Resulta improbable.
Esa es la razón por la que, tras el aplastamiento de la Primavera de Atenas, Caroline, yo y muchos, muchos otros de todo el continente formamos DiEM25 bajo el principio de que no debemos rendirnos a la UE autoritaria actual pero tampoco debemos rendirnos a la fantasía reconfortante del progreso gracias al retorno al Estado nación.
Leí justo ayer, en una web de izquierdas que apoya el brexit, una representación de nuestra campaña como Chaqueteros Izquierdistas que Temen el Cambio. Tengo noticias para estos compañeros: ansiamos el Cambio. Trabajamos para el Cambio. Hacemos campaña para destrozar el statu quo. Pero para garantizar que es el Cambio Progresista, rehuimos del aislacionismo e insistimos en tomar el difícil camino del internacionalismo, que se construye con la convicción de que no podemos traer la democracia a Gran Bretaña si no luchamos por la democracia en todas partes.
Hoy, debemos firmar la Declaración de Londres, que refleja la determinación por el cambio en las líneas del manifiesto de nuestro Movimiento Democracia en Europa: DiEM25. Este es el comienzo de un proceso. El proceso para poner en marcha una agenda de EUROPEIZACIÓN DESCENTRALIZADA que origine:

  • Una Europa Democrática en la que la autoridad emana de los pueblos soberanos de Europa, la toma de decisiones es transparente y las comunidades están empoderadas;
  • Una Europa Social que reconoce los derechos y la libertad respecto a la explotación como un prerrequisito para la auténtica libertad;
  • Una Europa Dinámica que desata los poderes creativos y productivos de sus ciudadanos;
  • Una Europa Pacífica que sirve como una fuerza del bien en nuestra vecindad y por todo el planeta;
  • Una Europa Abierta receptiva a las ideas, personas e inspiración de todo el mundo, en vez de construir vallas y fronteras para dividirnos;
  • Una Europa Sostenible que es pionera en el camino de la transición verde hacia las economías prósperas del futuro y que vive con los recursos del planeta.

¿Qué significa esto en la práctica? Significa trabajar hacia una economía coordinada (monetaria, fiscal, de inversión y del sector financiero) en las líneas de un New Deal Verde para Europa que sea implementado desde las Shetlands hasta Creta y desde Riga hasta Oporto. Implica la toma democrática y deliberativa de decisiones que debe reemplazar a la democracia pseudorrepresentativa oligárquica. Nos queda un largo camino. Pero este es el sendero que debemos elegir en vez de las ilusiones gemelas de que las cosas sigan como siempre o de recuperar la prosperidad en el espléndido aislamiento de los Estados nación escondidos tras barricadas los unos de los otros por fronteras xenófobas.
CONCLUSIÓN
Cuando yo era estudiante, un buen amigo mío odiaba las fiestas, pero aun así no se perdía ninguna para poder tener algo de lo que quejarse al día siguiente. Mi mensaje a la gente de Gran Bretaña es: ¡Por favor, no seáis como él! Por favor, salid ahí fuera tras este evento para hacer campaña, campaña y campaña por el cambio radical en vuestro municipio, vuestra región, vuestro país, vuestra Europa. Por favor, uniros a nosotros para hacer campaña a favor de que Gran Bretaña permanezca en la UE con entusiasmo por nuestra causa común: ¡tomar las armas contra un mar de problemas, y mediante el enfrentamiento, acabar con ellos!

¿Quieres mantenerte informado/a sobre las actividades de DiEM25? ¡Suscríbete aquí!