Our city / Naš grad

Nuestra ciudad / Naš grad

Tras un par de años de protestas callejeras y acción directa, la iniciativa de base Ne Da(vi)mo Beograd/No dejéis que Belgrado se hunda se presenta a las elecciones municipales. Están intentando devolver la ciudad a su ciudadanía y unirse al club de ciudades rebeldes junto a Barcelona y Nápoles.
El anuncio del proyecto “Ribera de Belgrado” lo hizo Aleksandar Vucić durante su campaña a las elecciones municipales de 2012. Tras perder las municipales, pero ganar en las elecciones parlamentarias, la “Ribera de Belgrado” fue presentada como un proyecto de la mayor importancia nacional, que transformaría Belgrado en una capital moderna y crearía miles de nuevos empleos. Mediante este proyecto, el área alrededor de la costa del río Sava sería transformada en un área de hoteles de lujo, caros apartamentos y centros comerciales.
El proyecto iba a ser implementado mediante una colaboración entre inversores de los Emiratos Árabes Unidos, antes conocidos por escándalos y manipulación. Con este fin, el Estado cedió el terreno a los inversores árabes y el Parlamento aprobó una lex specialis, una ley especial que permitiría la expropiación del terreno. Mientras el gobierno municipal impone sus medidas de austeridad a nivel local y recorta ayudas a los ciudadanos más pobres, entrega su tierra a inversores extranjeros y despilfarra cantidades ridículas de dinero en la iluminación de Año Nuevo (desde octubre hasta abril), fuentes preciosas y otras decoraciones totalmente gratuitas, predeciblemente aportadas por diversos “colaboradores” oscuros.
Desde el mismo principio, Ne da(vi)mo Beograd pretendía demostrar que este era un terrible proyecto de gentrificación, uno que se apropiará de la joya de la corona de la ciudad de sus ciudadanos, echando a sus residentes y transformándola en un lugar para que las élites domésticas y extranjeras disfruten una vida de lujo excluyente. Este proyecto fue también creado con el mayor menosprecio hacia el urbanismo y la arquitectura, como la Academia Serbia de Arquitectos ha demostrado sobradamente.

Su iniciativa en primer lugar tomó acción legal, presentando más de 2.000 quejas en el proceso, todas las cuales fueron desestimadas. Después de eso, organizaron protestas callejeras para llamar la atención del público general, dado que no había voces dispuestas a ser críticas con este proyecto en los medios controlados por el gobierno. La primera protesta fue organizada el mismo día de la firma del contrato para la “Ribera de Belgrado” en 2015.
Estas protestas fueron cubiertas tan solo por unos pocos medios alternativos y redes sociales, mientras en los principales medios o no se mencionó en absoluto o, en el mejor de los casos, se le restó importancia. Los medios más leales al régimen inmediatamente comenzaron a representar a sus críticos como traidores y agentes extranjeros que intentaban desestabilizar el país. Fueron saboteados de todas las maneras posibles: acosados, perseguidos, acusados e incluso recibiendo amenazas personales de violencia.
Puesto que ni los recursos legales ni las protestan dieron resultados concretos, aparte de concienciar, el siguiente paso lógico para la iniciativa es presentarse a las próximas elecciones municipales. De manera similar a DiEM25, Ne Da(vi)mo Beograd no quiere convertirse en otro partido político, sino crear una estructura que permita a la ciudadanía participar en la política y tomar decisiones sobre su propio futuro. Además, han demostrado que no están interesados en cálculos políticos y se han distanciado tanto de los partidos de gobierno como de la oposición, que comparten en esencia la misma política neoliberal.
Las elecciones tendrán lugar el 4 de marzo, e incluso aunque se enfrenten a una enorme presión así como al bloqueo mediático, esperamos que entren al Parlamento Municipal, que constituirían los primeros pasos en este lucha mayor por la vida de nuestra ciudad y nuestros país.
Miembros del DSC Belgrado han apoyado la iniciativa desde sus comienzos, ya que sus ideas y acciones están en completa sintonía con nuestro Manifiesto. Les hemos dado apoyo en las calles y desarrollado una cooperación honesta y fructífera con el tiempo. Ahora mismo, en la campaña, el DSC Belgrado les proporciona ayuda en cuestiones logísticas e ideas. Durante la creación de la plataforma electoral, miembros del DSC Belgrado contribuirán trabajando sobre cómo implementar ideas del New Deal Europeo a nivel local.
 
Aleksandar es miembro del DSC Belgrado.

¿Quieres mantenerte informado/a sobre las actividades de DiEM25? ¡Suscríbete aquí!