Polonia, no estarás sola

DiEM25

, Artículos

Por Igor Stokfiszewski

 

Hoy ha terminado una ocupación de tres semanas de la sala de plenos de la cámara menor del parlamento polaco (Sejm), tomada por diputados de dos partidos de la oposición (el exgobernante Platforma Obywatelska [Plataforma Cívica] y el nuevo liberal Nowoczesna [Moderno]).

Esta fase de la crisis parlamentaria de Polonia ha acabado, pero Polonia sigue atrapada en una mucha más profunda: la crisis del gobierno autoritario de extrema derecha, de la política parlamentaria representativa y de la propia democracia.

Los diputados iniciaron su ocupación para protestar contra las acciones antidemocráticas del gobernante partido de extrema derecha Ley y Justicia, con su mayoría parlamentaria total, que tiene bajo su control el gobierno y la presidencia de Polonia, pretende subordinar las vidas sociales, políticas y económicas de millones de polacos. Guiado por ideas conservadores, religiosas y nacionalistas, el partido está ignorando la ley, desmantelando el fundamento de un Estado democrático y demoliendo las costumbres del diálogo político.

La ocupación empezó debido a que un diputado de un partido de la oposición fue excluido del debate sobre el presupuesto del país por el Portavoz de Sejm. La razón: el diputado portaba una pancarta en el debate en la que reivindicaba la libertad de los medios, contra el reciente anuncio de las autoridades parlamentarias de restringir el acceso de los periodistas a los procedimientos del parlamento polaco.

Después de que el diputado fuera excluido, los políticos del partido de la oposición bloquearon el estrado de la sala de plenos para detener la sesión. La sesión fue trasladada a la Sala de las Columnas del Sejm donde se aprobó el presupuesto (de forma ilegal, según los políticos del partido de la oposición, muchos comentaristas y observadores, que plantearon preguntas sobre si se había cumplido el quorum de diputados).

Durante los días siguientes, miles de personas se reunieron frente al parlamento polaco para dar apoyo a los diputados en resistencia. Los diputados continuaron ocupando la sala de plenos, hasta el 12 de enero, cuando la ocupación fue suspendida con tal de dejar espacio para el diálogo que resolviera la cuestión: el acceso de los medios a los procedimientos parlamentarios y la legalidad de la ley presupuestaria polaca de 2017.

La protesta de diputados fue apoyada por miles de ciudadanos polacos, movimientos sociales y la oposición política extraparlamentaria. DiEM25 ha estado siguiendo de cerca los sucesos de la crisis política en Polonia. Hemos expresado nuestro apoyo por las protestas de la gente de Polonia, dando proyección internacional (entre otros) a la Huelga de Mujeres del 3 de octubre de 2016, y mostrando nuestras inquietudes acerca del futuro de la democracia en Polonia.

Al mismo tiempo, hemos sido testigos de cómo las instituciones de la UE han sido incapaces de apoyar adecuadamente a las fuerzas democráticas polacas en sus esfuerzos por desafiar al autoritarismo de extrema derecha. Hasta ahora, ningún actor de la UE (no el Parlamento Europeo, ni la Comisión Europea ni el Consejo Europeo liderado por el propio ex primer ministro de Polonia) ha contribuido a esta lucha democrática de las fuerzas sociales y de la oposición política en Polonia. Su inacción es un síntoma de la corrosión de la propia democracia de la UE.

Por tanto, expresamos de nuevo nuestro apoyo por los movimientos, organizaciones y partidos políticos democráticos en Polonia, e instamos a nuestros aliados europeos a que no abandonen a la gente de Polonia en su lucha por la dignidad, la igualdad y la democracia. Yanis Varoufakis declaró el 2 de enero que “Polonia será un principal campo de batalla para el progreso y la libertad en 2017. ¡DiEM25 estará allí!” Invitamos a todos los demócratas de Europa a que estén allí con nosotros.

 

¿Quieres mantenerte informado/a sobre las actividades de DiEM25? ¡Suscríbete aquí!