¿Qué está pasando en España?

El futuro de la izquierda es incierto en España al depender de su capacidad de movilizar e ilusionar a sus bases alrededor de un nuevo proyecto de país que por la convocatoria anticipada de las elecciones generales es de hecho una improvisación

Explicar lo que está pasando en España a una persona extranjera siempre resulta difícil. Difícil porque primero hay que explicarle la diferencia entre la política estatal en el Congreso de los Diputados y el Senado, y la política de las Comunidades Autónomas en sus respectivos Parlamentos. Y después hay que añadir que cada una de estas Comunidades Autónomas tiene un Estatuto particular, no tienen las mismas competencias transferidas por el Estado. Por fin tiene que entender que cada una de estas Comunidades es un mundo. Cuando vives en una no te enteras de lo que pasa en las otras, y muchas veces te quedas sorprendido descubriéndolo cuando viajas por España.

Las Comunidades Autónomas tienen partidos propios tanto de derecha (Partido Nacionalista Vasco por ejemplo) como de izquierda (Esquerra Republicana de Catalunya por ejemplo) que suelen tener también diputados a nivel estatal, lo mismo que las marcas locales de los partidos estatales, denominadas «confluencias» en el caso de Unidas Podemos, que tienen acuerdos con ellos definiendo la relación que mantienen (como el Partido Socialista de Cataluña con el Partido Socialista Obrero Español). Suele ocurrir a menudo que las coaliciones de gobierno difieran entre comunidades o con las estatales. La diversidad de intereses entre los diferentes territorios es tremenda.

Las elecciones del 28 de mayo de 2023 en gran parte de las Comunidades Autónomas han dejado claro que los conservadores del Partido Popular iban a seguir con su política de coalición de gobierno con los ultraderechistas de Vox estrenada en Castilla y León en febrero 2022. Donde sea necesario lo harán para alcanzar el poder, como acaba de ocurrir en la Comunidad Valenciana. En caso de que una coalición de izquierda consiga crear un gobierno a nivel estatal, esto complica seriamente su acción. Según la Constitución Española, los gobiernos autonómicos son los que aplican las medidas tomadas a nivel estatal en muchos ámbitos, según las competencias que les fueron transferidas, lo que les permite de facto impedir su implementación.

De la misma manera que parece probable que el Partido Popular no logrará una mayoría absoluta que le permita gobernar en solitario en las elecciones generales del 23 de Julio, y tendrá que gobernar en coalición con Vox, el Partido Socialista Obrero Español necesitará probablemente formar un gobierno de coalición con los partidos más a su izquierda que lo deseen. 15 partidos más a la izquierda que el Partido Socialista Obrero Español acordaron formar una coalición electoral liderada por Sumar, partido político creado el 31 de Mayo 2023, resultado de una escisión de Unidas Podemos, en la que Unidas Podemos y sus confluencias participan, junto con partidos regionales como Compromís por ejemplo, que pactó sólo negociar en adelante con Sumar, de igual a igual, excluyendo hacerlo con el resto de partidos de la coalición.

La coalición de izquierda que formó el gobierno saliente puede vanagloriarse de las buenas cifras a nivel macroeconómico de su gestión, que ha sido sin duda alguna la más a la izquierda desde el final de la dictadura, enfrentándose varias veces a los dogmas neoliberales tanto en Bruselas como fuera de la Unión Europea. No obstante, aunque su gestión haya evitado una catástrofe social, el poder adquisitivo de los españoles está entre los que más han bajado en los países de la OCDE. Esto explica el desgaste electoral de Unidas Podemos, que ha demostrado en los hechos no constituir una fuerza política proponiendo realmente una alternativa de cambio del sistema económico, sino un partido político más dispuesto a gestionar el estatus quo. Por muchos avances a nivel de derechos sociales que se hayan producido durante el gobierno de coalición de izquierda, son las condiciones de vida real que motivaron a los españoles a dar la victoria electoral a la derecha en las elecciones anteriores.

El futuro de la izquierda es incierto en España al depender de su capacidad de movilizar e ilusionar a sus bases alrededor de un nuevo proyecto de país que por la convocatoria anticipada de las elecciones generales es de hecho una improvisación. En caso de que fracasen, parece que tendremos que sufrir nosotros también lo que Yanis Varoufakis llama la Erdogan-ización del Estado, es decir el “uso de una astuta mezcla de ultra nacionalismo, conservadurismo social, de un programa favorable a las grandes empresas, de una red de patrocinio, y de grandes dosis de autoritarismo”. Cuando Unidas Podemos en el seno de su coalición obligaba al Partido Socialista Obrero Español a hacer lo que no quería, es decir tomar medidas más a la izquierda de su programa rechazadas por los poderes económicos, Vox será el pretexto que permita al Partido Popular hacer lo que no se atrevía, justificándolo como la única manera de impedir que los “otros” vuelvan al poder.

¿Quieres mantenerte informado/a sobre las actividades de DiEM25? Suscríbete aquí

Varoufakis: Seguimos adelante con el objetivo de conseguir la unión de la izquierda radical

Yanis Varoufakis habló de la campaña de MERA25 y de los planes del partido después de la publicación de los resultados de las elecciones ...

Leer más

Estamos listos para unir a Europa por la paz, la libertad y la dignidad

Los partidos de MERA25 tienen candidatos en Alemania, Grecia e Italia dispuestos a transformar el discurso en el Parlamento Europeo

Leer más

¿Qué es lo que quiere la ciudadanía europea? Derechos y democracia en tiempos turbulentos

La represión en Alemania de cualquier movimiento que critique a Israel y su actuación en Palestina ha cobrado tintes alarmantes

Leer más

El declive democrático de Europa

En defensa de los derechos fundamentales y las libertades públicas en Europa: Un alegato radicalmente democrático

Leer más